Connect with us

Comercialización

Carbonell: "Vamos camino a una renegociación de protocolos con la UE"

Foto: Revista InterNos

|Argentina|

En el día de ayer, Senasa confirmó que el mercado europeo volverá a abrirle las puertas a los cítricos argentinos luego de nueve meses de suspensión. Si bien esto es una buena noticia para dicho sector productivo, las exigencias impuestas por la Unión Europea (UE) complejizan el panorama de los exportadores nacionales.

A partir de ahora el mercado europeo solicitará que todos los cítricos argentinos se produzcan en parcelas autorizadas por Senasa. Además, la mercadería deberá ser tratada y analizada en laboratorios a lo largo de todo su ciclo productivo, en los empaques y durante la preparación de los cargamentos, para evitar posibles riesgos relacionados a la Mancha Negra, motivo que causó la suspensión en julio de 2020. Estas normativas implicarán para los productores argentinos un incremento en los costos, lo que representa una complicación a la hora de concretar las exportaciones.

“Una de las nuevas reglamentaciones establece que si se detecta en cualquier instancia la presencia de mancha negra en alguna unidad productiva argentina puede afectar a la totalidad de las unidades de un campo. Además, incide en la posibilidad de que esa unidad pueda exportar el próximo año y lo más grave, puede condicionar la posibilidad de entrar a Europa a todos los cargamentos de frutas que estén en viaje. Todo esto genera una situación crítica para el sector, porque puede dañar considerablemente a los exportadores”, explicó a InterNos José Carbonell, presidente de Federcitrus.

En este marco y según detalló Carbonell, los integrantes del sector citrícola pretenden lograr un acuerdo con autoridades de la UE que permita sacar la fruta que pueda quedar varada en el viejo continente y redireccionarla a otros mercados para evitar pérdidas mayores.

Dichos requisitos no solo alcanzan a los productores, también afectan de manera directa el funcionamiento de Senasa. Los criterios y la velocidad con que se ejecuten los controles sanitarios tendrán mucho que ver con la manera en que se desarrollará la campaña exportadora este año. Es por eso que tanto las autoridades sanitarias como los productores citrícolas trabajan en conjunto para lograr la flexibilización de las medidas europeas a fin de que las exportaciones sean beneficiosas para todas las partes involucradas.

“Más del 30% de las unidades productivas del país no se inscribieron para exportar a Europa antes de que estas normativas se dieran a conocer. Por lo tanto, es muy probable que ahora ese porcentaje aumente. no todos los productores van a poder enfrentar los costos y los condicionamientos que exigen los envíos”, consideró el presidente de Federcitrus.

Publicidad

Además, Carbonell aseguró que esta situación ubica en una clara desventaja a la Argentina dentro del mercado internacional y se suma a otros problemas que ya viene atravesando el sector frutícola en general: condicionamientos climáticos, pérdida en los volúmenes productivos, costos logísticos, falta de financiamiento, presión impositiva y demoras en los reintegros por las exportaciones.

Sin lugar a dudas el hecho de que Argentina vuelva a estar presente en Europa, mercado que recibe el mayor porcentaje de cítricos desde nuestro país, representa un avance para el sector citrícola. Pero los condicionamientos a los que deberán adaptarse los productores no serán pocos y dependerán de un gran esfuerzo.

“Vamos camino a una necesaria e imprescindible renegociación de protocolos con la UE. La mancha negra es algo que les interesa a los españoles y la vienen usando como una barrera paraarancelaria. No es más que una artimaña para preservar su mercado porque en otros mercados del norte de Europa no le dan importancia. Vamos a tener que segmentar las exportaciones porque se nos va a hacer muy complicado llevar adelante el proceso de exportación”, sentenció Carbonell.

En este sentido agregó que desde el sector evalúan potenciar otras alternativas para comercializar los cítricos, entre ellas China, Estados Unidos e Indonesia: tres posibles mercados que pueden "compensar las complicaciones que impone Europa”.

"Tenemos el desafío de cuidar los mercados"

En un comunicado publicado el día de ayer, la Asociación Citrícola del Noroeste Argentino (ACNOA) reconoció la labor desempeñada por Cancillería Argentina, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, Senasa, Afinoa y la Consejería Agrícola de la Embajada Argentina en pos de lograr la vuelta al mercado europeo.

"Como empresas tenemos el gran desafío de cuidar los mercados para mantener una actividad que involucra a más de 50.000 puestos de trabajo directos en nuestra región", expresó Pablo Padilla, presidente de ACNOA.

Respecto a las nuevas exigencias sanitarias impuestas por la UE, consideró que "la correcta interpretación y cumplimiento está basado en el interés mutuo de preservar la tradición exportadora de Argentina" y en la necesidad de sostener el abastecimiento de los cítricos nacionales en temporada de contra-estación con Europa.

Lee el comunicado completo haciendo clic acá.

¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído