Connect with us

Producción

Perú confirma presencia de la "Enfermedad de Panamá" en plantación de banana

Foto: Portal Frutícola

|Internacional|

Crece la preocupación entre productores y empresas bananeras por la expansión del hongo Fusarium oxysporum TR4, cepa raza tropical, que ataca las raíces de las plantaciones y causa la muerte del cultivo por deshidratación. Ahora, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) de Perú, tocayo del organismo sanitario argentino, confirmó la presencia de esta plaga en una parcela de la localidad de Piura, al noroeste del país.

Este hongo, -también conocido como "Enfermedad de Panamá", donde fue descubierto por primera vez-, resulta de difícil control ya que se propaga por el suelo a través del agua y el material vegetal infectado. Preocupa su impacto a nivel productivo ya que se trata de una enfermedad sin tratamiento efectivo y de fácil contagio, que puede poner en peligro a la actividad como sucediera tiempo atrás.

Leer también: ¿Un mundo sin bananas?

Cabe recordar que durante la década 1950 en el mundo se comercializaba la variedad Gros Michel, hasta entonces la más popular, que dejó de producirse ante la aparición de este hongo (se estima que solo en Ecuador se perdieron 170 mil hectáreas). Hacia 1960, la variedad Cavendish trajo la solución al problema: mostró resistencia a la plaga, era de gran calibre y su ciclo corto -seis meses- la hizo una opción rentable. Con el correr del tiempo fue aceptada por los consumidores. Tanto, que hoy representa el 99% de las bananas de exportación.

Sucede que hoy la Cavendish sí se ve afectada por esta nueva cepa del Fusarium que podría plantear un escenario similar al de setenta años atrás. Por eso su control requiere medidas estrictas ya que, al igual que la cepa originaria, el TR4 se transmite de manera muy simple y por diversos medios, como materiales de siembra, agua, calzado, herramientas agrícolas y vehículos infectados.

Publicidad

Desde Senasa Perú señalaron que el hongo no afecta a la salud humana, por lo que no corre peligro inmediato el consumo de la fruta. Además, si bien se encendieron las alarmas por la presencia de la plaga en territorio nacional, remarcaron que poseen un adecuado sistema de vigilancia, diagnóstico de laboratorio y plan de control para atender de manera eficaz este foco.

No obstante, los temores por la expansión del virus son también a nivel regional, sobre todo en los países donde la actividad bananera es una pata transversal de la economía agropecuaria, como en el caso de Ecuador, primer exportador mundial de la fruta.

La Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario de Ecuador (Agrocalidad) hizo hincapié en reforzar las acciones para prevenir el ingreso de la plaga a este país -por ahora libre de la misma- y recordó la existencia de una decena de normas técnicas específicas para la exclusión, supresión y erradicación del TR4 si este llegara a presentarse en las plantaciones.

“Es vital que se apliquen y refuercen de manera inmediata las medidas de prevención y bioseguridad en todas las zonas de producción y fincas aledañas; además se insta a la ciudadanía a compartir solamente información recibida a través de los canales oficiales”, expresó Agrocalidad en un comunicado destinado al sector productivo y la sociedad en general.

Fuente: Con información de Portal Frutícola

¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído