Connect with us

Política Sectorial

Ni una menos, también desde el campo

En 2015, una vez más, un hombre hizo con una de nosotras lo que quiso. Porque pudo. Porque creen que somos suyas. Que somos parte de sus propiedades.

Lamentablemente, el caso de aquella adolescente asesinada en Rufino por su novio, no fue un caso aislado. Uno más entre cientos. Pero fue el detonante para que -desde el hartazgo y la bronca generalizada- el grito de dolor y el reclamo de justicia se extendiera por toda Argentina.

Todas fuimos a la marcha aquel año. No conocíamos  a Chiara, pero conocíamos a otras. Todas tenemos amigas, conocidas, (nosotras mismas incluso) que en algún momento atravesaron situaciones de violencia machista desde nuestras parejas o amigos.

"Ni una menos nació ante el hartazgo por la violencia machista, que tiene su punto más cruel en el femicidio" decía el manifiesto de la asamblea #NiUnaMenos por entonces. 

Un femicidio cada 35 horas se registra hoy en la Argentina, 8 de cada 10 casos ocurren en un contexto de violencia doméstica y 8 de cada 10 víctimas tenían un vínculo previo con su asesino, según lo informó la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia durante el 2020. Para la organización MuMalá (Mujeres de la Matria Latinoamericana) entre el 1 de enero y hasta el 30 de mayo de este 2021, hubo 94 femicidios, entre ellos 15 vinculados y 4 trans-travesticidios, lo que significa una cada 38 horas.

Esa semana se cumplieron 80 días de la desaparición de Tehuel, de quien no hay noticias desde el 11 de marzo. Este tema también quedó plasmado en el manifiesto de este año por la Asamblea NI UNA MENOS .

Publicidad

 

El espacio rural no es ajeno a esta realidad. Sin embargo las acciones sobre los territorios aún son más difusas. Recientemente la referente de Mujeres Rurales Argentinas, decía en una nota a Revista Sophia la importancia de repensar los protocolos contra la violencia machista desde el campo: "se le dice a la mujer agredida que vaya a la comisaría a hacer la denuncia, pero en el campo la mujer suele estar lejos y tendría que pedirle a su propio agresor que la lleve a hacer la denuncia".

En plena segunda ola de pandemia, para muchas organizaciones la manifestación en la calle no fue una opción. Desde la virtualidad entonces, casi todas las organizaciones de mujeres que hoy emergen desde la ruralidad, hicieron sentir su voz.

Por caso, las las mujeres agricultoras de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Tierra (UTT) expresaron en un documento: "Hoy decimos BASTA de violencias hacia las mujeres trabajadoras. Y cuando hablamos de violencia no solo nos referimos a un golpe, sino también a la violencia económica que sufrimos quienes producimos alimentos todos los días al no poder acceder a nuestra propia tierra. ¡Exigimos #LeyDeAccesoALaTierraYA!" Además, en conjunto con la agencia Télam emitieron un video en donde dan cuenta de la historia de Carolina Rodríguez, productora y hoy referente de género del espacio.

El espacio de Mujeres Rurales Argentinas también llamó a la movilización virtual. "La violencia machista y los femicidios no distinguen entre campo o ciudad. Nosotras tampoco y nos sumamos a la lucha".

 

¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído