Connect with us

Producción

El impacto de la bajante del Paraná en los cultivos de frutillas

Foto: INTA

|Santa Fe|

Especialistas del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y autoridades municipales de Coronda, Santa Fe, estudiaron y explicaron el panorama productivo de la ciudad ante el aumento de salinidad en el río como consecuencia de la bajada histórica de agua en el Paraná. Al mismo tiempo, brindaron datos importantes y estrategias a implementar para minimizar el impacto en los cultivos.

Recordemos que hace unas semanas, desde InterNos informábamos que a causa de la bajante del Río Paraná  aumentó la salinidad en el río Coronda. El agua que antes contaba con una excelente calidad para el riego y era utilizada por el 80% de los frutilleros de la zona, en este momento cuenta con 4.9 de sal por litro de agua mientras que en periodos normales se mantenía en los 0.4 por litro. Al regarse los cultivos, el agua salina va directamente a la raíz de la planta y eso produce un deterioro progresivo.

Los productores de la zona estimaron que en las cosechas de este año podría haber una reducción del 30 al 40%. “Hoy, las raíces de las plantas de frutilla no se están desarrollando y las hojas se están poniendo marrón por la salinidad. En septiembre y octubre vamos a tener muchos más problemas porque se van a secar las plantas”, explicó en su momento el productor e intendente de Coronda, Ricardo Ramírez.

En este marco, técnicos de INTA hicieron un estudio del lugar y explicaron que actualmente los valores de conductividad eléctrica y del PH en las frutillas de Coronda varían entre 3,8 a 4,5 Ds/cm. Cuando en periodos normales los valores óptimos en los cultivos rondan los 0,5 a 1 Ds/cm. A esto se le suma la concentración de sal en el agua que está generando importantes inconvenientes, tanto en el rendimiento de las plantas como en la calidad de las mismas.

“La reducción de rendimientos puede variar de un 40 a un 70 %, con respecto al promedio histórico de años anteriores”, aseguró María del Huerto Sordo, especialista del INTA Monte Vera. En cuanto a los síntomas visibles de las plantaciones detalló: “Cuando ingresamos a una quinta con producción de agua salada, lo que vemos a simple vista, son las hojas marrones y bien quemadas de las plantas. Esto provoca que el crecimiento de la planta vaya disminuyendo, produzca menos cantidad de flores y por ende menor cantidad de frutillas”.

Publicidad

Los expertos recomendaron diferentes técnicas para minimizar el impacto en los cultivos. Entre ellas, la utilización de agua subterránea, cosecha de agua de lluvia, la utilización de productos que bajen el nivel de la sal y la utilización de bombas de ósmosis inversa. Sobre esta última aclararon que lamentablemente se trata de una tecnología costosa que no está al alcance de todos los productores.

Autoridades públicas de la municipalidad de Coronda también se pronunciaron sobre el tema. María Belen Sierra, subsecretaria de Producción, fue una de ellas y dijo: “La situación es muy preocupante. Es la calidad del agua lo que nos permitió posicionarnos como ciudad capital de la frutilla por variedad y calidad de ese cultivo. Hoy eso no ocurre y tenemos nuestros sistemas de riego colapsados por la salinidad del agua”.

Como resultado, los efectos de la bajante y el aumento en la salinidad del río Coronda se traduce en una reducción importante de las cosechas que condiciona la disponibilidad de fruta para la industria y el mercado. “Es un impacto negativo en lo económico y en lo social porque se va a emplear menos mano de obra para el trabajo relacionado a la cosecha”, manifestó Sierra.

Entre las iniciativas para solucionar los problemas productivos, el gobierno local trabaja para otorgar créditos blandos a los frutilleros con el objetivo de que puedan adquirir bombas de ósmosis inversa y aminorar las pérdidas. Además, desde INTA recomendaron a los productores mantenerse informados constantemente sobre las alertas de la Cuenca y las tendencias meteorológicas. Sugirieron como fuente de información la web de la Prefectura Nacional, el portal del INTA y los informes semanales que elabora el Instituto de Clima y Agua.

Publicidad


¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído