Connect with us

Producción

Productores mendocinos se oponen a la papa semilla transgénica

|Mendoza|

La papa transgénica todavía no salió al mercado y, al momento, lo único que cosechó fue rechazos. O por lo menos manifestaciones públicas contra la expansión de este evento que tiene pensado comercializarse a partir de 2022.

Ahora las novedades llegan desde Mendoza. Malargüe y El Sosneado, dentro del departamento de San Rafael, son dos localidades que en los últimos años se han consolidado como productoras de papa semilla, impulsando a la región a convertirse en una de las principales zonas semilleras del país.

Al igual que sucediera con Catamarca días atrás (en las zonas de Pucará, Aconquija, El Espinillo y Cóndor Huasi del Departamento de Andalgalá), en las últimas horas ingresó a la Legislatura provincial un pedido para que se prohíba la introducción de Organismos Genéticamente Modificados (OGM), especialmente de la categoría transgénica STP-Ticar, en el ámbito de esta área protegida.

Leer también: En 2022 saldría al mercado la variedad de papa transgénica desarrollada en Argentina

Cabe mencionar que la altura sobre el nivel del mar -1.400 metros-, la baja presencia de patógenos y la distancia con otras áreas cultivadas, hacen de esta región un lugar con condiciones especiales para la producción de tubérculos destinados a la siembra de alta sanidad.

La solicitud de los productores surgió luego de que el Instituto Nacional de Semillas (INASE) ordenara la inscripción en el Registro Nacional de la Propiedad de Cultivares a dicha papa transgénica, un desarrollo de veinte años realizado por un grupo de investigación del CONICET y financiado luego por la empresa de biotecnología Tecnoplant.

“Se hace necesario limitar las zonas de producción de este tipo de semilla de papa modificada preservando fundamentalmente las áreas del departamento de Malargüe y el Paraje El Sosneado de San Rafael”, afirman.

Publicidad

Leer también: ¿Cómo se apruebe un transgénico?

“En la actualidad, la incidencia y presencia de los organismos nocivos es tan baja que se ha podido prescindir de la utilización de biocidas en el cultivo de papa, situación que se la considera excepcional a nivel mundial y lo que la transforma en un área con recursos excepcionales para la producción”, argumentan.

Cabe recordar que la Spunta Ticar es resistente al PVY, un virus que provoca deformación y decoloración en las hojas, lo que hace que la planta pierda su capacidad fotosintética, provocando un menor crecimiento del tubérculo y la caída de su productividad. Este transgénico muestra un alto porcentaje de resistencia a la enfermedad, la cual puede ocasionar pérdidas de calidad y rendimientos en hasta un 70%.

No obstante, desde Mendoza rechazan el desarrollo. “En el caso de Malargüe y El Sosneado este virus no representa un problema serio en la producción de semilla de alta sanidad”, 

Leer también: Catamarca también rechaza a la papa transgénica

Un argumento similar se presentó en Catamarca, días atrás, cuando solicitaron evitar el ingreso de este evento ya que no es posible “diferenciar la Spunta Ticar de la Spunta sin evento”. Aseguran que, dado que no existen diferencias morfológicas entre las dos variedades, la fiscalización de los lotes de papa semilla sería de gran complejidad. “Además, no hay análisis genéticos de laboratorios que aporten rápidamente información para identificar el transgénico”, detallaron.

Desde Mendoza solicitan la prohibición y piden al Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria Mendoza (ISCAMEN) que realice inspecciones, recolecte muestras e intervenga en “toda práctica agrícola que pueda poner en peligro la sanidad del área”.

Fuente: 

  • San Rafael Diario

Publicidad


¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído