Connect with us

Comercialización

Malestar en Mendoza por la importación de cereza chilena; la respuesta de Senasa

|Mendoza|

El ministro de Economía de Mendoza, Enrique Vaquié, dirigió una carta al titular de la cartera de Agricultura de la Nación, Julián Dominguez, en la que cuestionó que el gobierno nacional permita “importar cerezas mientras se prohibe la compra en el exterior de insumos para garantizar la calidad y la sanidad del cultivo”.

Las expresiones de Vaquié surgen luego de que se diera a conocer que una importante empresa mayorista de Córdoba ingresara al país cerezas desde Chile, en plena campaña de cosecha nacional.

Leer también: ¿Por qué se importa cereza en plena campaña de cosecha?

“Tal cual lo hicimos en su momento con la importación de duraznos en lata provenientes de China que no cumplían con la rotulación adecuada, en esta nueva oportunidad expresamos nuestra negativa de permitir el ingreso de esta fruta que pueda presentar una amenaza para la sanidad argentina”, señaló Vaquié.

Sin embargo, fuentes de Senasa Argentina señalaron a este medio que la fruta importada (en este caso particular) cumplía con todos los estándares de calidad y sanidad correspondientes y no representaba inconvenientes de ningún tipo para la sanidad de los consumidores ni los sistemas productivos locales.

Publicidad

El ministro de Economía, quien publicó la carta en su cuenta de Twitter, hizo hincapié en las dificultades que existen actualmente para la importación de insumos agrícolas para fincas (cobertores y sus componentes), empaques (bolsas de atmósfera modificada, repuestos de maquinaria) o cubiertas para tractores, por citar algunos casos. “Está sumergiendo al sector en una desventaja competitiva, sumada a la alta carga laboral e impositiva”, dijo el funcionario en un texto que también fue dirigido al Jefe de Gabinete, Juan Manzur.

También se expresó al respecto Diego Aguilar, presidente de la Cámara de Cerezas de Mendoza, quien solicitó no permitir el ingreso “de cerezas frescas desde Chile, hasta que contemos con un protocolo que garantice la sanidad de la fruta”, teniendo en cuenta que “hay algunos virus que son cuarentenarios para China con el protocolo chileno y no lo son para Argentina”.

Leer también: Mercados, aranceles, contenedores: ¿Qué le espera a la nueva campaña de cerezas?

Históricamente la producción nacional abastece al mercado interno con una importante participación de productores no orientados a la exportación, por variedades o calibres, (...) y con una producción de excelente calidad que proviene de uno de los sectores con mayor incidencia de mano de obra directa por hectárea”, agregó Aguilar.

La respuesta de Senasa

En las últimas horas, y en respuesta a la información cruzada llegó a mano de funcionarios y empresarios frutícolas, el Servicio de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) emitió un comunicado en el cual afirmó que "Argentina importa cerezas de Chile bajo estrictas normas sanitarias" desde hace 10 años, sin ningún tipo de inconveniente a la fecha. "No se han registrado problemas sanitarios por plagas ni de calidad", afirmaron.

Además, aclararon que nuestro país "no es un importador relevante de fruta de cereza desde Chile". Los números indican que, en lo que va de la presente temporada 2021-2022, los ingresos de cereza desde Chile alcanzan las 19,9 toneladas (1 camión) en tanto que en la temporada 2020/2021 Argentina solo importó 187,6 toneladas (equivalente a 9 camiones) de cereza desde el país trasandino. Respecto a la producción anual de esta fruta en nuestro país, unas 6.500 toneladas, el valor es mínimo.

En cuanto a los requisitos fitosanitarios exigidos por la entidad, aseguran que se basa en el Análisis de Riesgo de Plagas (ARP), mediante el cual se identifican y evaluan los riesgos sanitarios del producto, y se establecen las medidas de manejo de esos riesgos para habilitar la importación. "El ARP (...) se encuentra reconocido por el Acuerdo de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF)", indicaron.

"En cuanto a los virus, las frutas frescas no son consideradas vía de dispersión, con lo cual no poseen riesgo fitosanitario para este tipo de plagas. Ello es aplicable a todas las frutas frescas destinadas al consumo", concluyeron.

Publicidad


¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído