Connect with us

Comercialización

Ley de Góndolas: el gobierno busca diversificar la oferta

|Argentina|

En el día de hoy, el gobierno nacional avanzó con la Ley de Góndolas. A través de una resolución publicada en el Boletín Oficial, determinó que la norma aplique únicamente a los espacios de venta al público con una superficie mínima de 800 metros cuadrados. Así, deja afuera de la misma a comercios de barrio y supermercados de cercanía. “Con estos criterios se apunta a que los establecimientos comerciales alcanzados por la Ley sean aquellos de formatos de comercialización medianos e hipermercados”, informó la Secretaría de Comercio Interior.

¿De qué se trata la Ley de Góndolas? Es una medida más del gobierno para controlar la suba de precios que, en los últimos meses, ha impactado en la capacidad adquisitiva de los consumidores. A programas como Precios Cuidados o acuerdos como el que se mantuvo con el sector de la carne, la Secretaría de Comercio suma esta normativa que busca la diversificación y la desconcentración de los alimentos en las góndolas de acceso masivo.

Con el texto de ley, reglamentado el pasado 12 de enero, el gobierno propone abrir el juego a productos de las micro y pequeñas empresas dentro de las grandes cadenas de supermercados. Y lo hace tratando de sumar a los actores que históricamente -ya sea por dificultades logísticas o limitaciones para competir- quedaron por fuera de este circuito comercial. Allí podemos identificar tanto a las cooperativas, como a las mutuales o a los productores de la agricultura familiar.

La normativa alcanzará a todos los productos alimenticios, excepto carnes, pescados y mariscos. Es decir: se enfocará en los productos industrializados y deja por fuera a los productos denominados “frescos”(entre ellos, las frutas y verduras, para las cuales el gobierno piensa en precios de referencia). También se aplicará a bebidas, productos de higiene, cuidado personal y de limpieza del hogar. 

La función de esta normativa es establecer reglas claras para ampliar la participación de proveedores. Así, determina que el 25% de los productos ofrecidos en las góndolas debe ser de micro y pequeñas empresas nacionales por cada categoría de producto (por ejemplo, fideos o galletas). 

Además, los productos de un mismo proveedor no podrán ocupar más del 30% del espacio físico de la góndola. Y, en cada categoría de producto deberá existir mercadería de cinco proveedores diferentes, como mínimo. Además, las cooperativas, mutuales, empresas de la agricultura familiar y economía popular contarán con al menos un 5% de espacio.

La normativa también se mete con la distribución de los productos en la góndola y determina que, aquellos que sean de menor precio, deberán estar en el sector medio de la misma. No obstante, cuando estos se ofrezcan a través de un sitio web, deberán aparecer en la primera página del catálogo.

Publicidad

La Secretaria de Comercio Interior es la autoridad de aplicación encargada de definir las resoluciones complementarias de la ley. La más importante es la selección de las “categorías” en las que se alistaran los productos alcanzados por la normativa, de acuerdo a los diversos formatos de espacios de venta.

Según anunció un comunicado oficial publicado en el día de hoy, los listados estarán terminados en los próximos días; serán publicados en la página web y deberán actualizarse periódicamente. La Subsecretaría de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores será la encargada del control y vigilancia.

Además de frenar una acelerada inflación y cuidar la canasta básica, el gobierno busca reducir la influencia de los grandes grupos que hoy concentran la oferta de alimentos. Es una política a corto y mediano plazo para potenciar la competencia con nuevos actores, que limiten el aumento de precios de forma indiscriminada. Es difícil imaginar cuál será el grado de aplicación que alcanzará y si, a su vez, la estructura gubernamental será suficiente para fiscalizar una propuesta tan ambiciosa.

Una de las principales críticas que recibe la Ley de Góndolas es aquella que cuestiona la posibilidad real de abastecimiento por parte de las pymes. Desde los supermercados advierten que podrían presentarse dificultades para conseguir productos, los cuales además de cumplir con los estándares de calidad tengan la infraestructura y la capacidad de distribución necesaria para abastecer al 25% de cada categoría en las góndolas. No obstante, desde el gobierno planean una implementación gradual de la norma, en la medida que nuevos proveedores pymes puedan integrarse al mercado.

“En lo inmediato, beneficiará a las empresas micro, pequeñas y de la economía social y familiar que están en funcionamiento y que ya cumplen las condiciones para participar en las góndolas de las grandes superficies. En paralelo hay que desarrollar políticas que estimulen a las empresas a producir más y mejor, para que cumplan las condiciones de certificación que implica ingresar a una gran cadena”, expresaron desde la cartera de Desarrollo Productivo, conducida por Matías Kulfas.

Otro punto importante de la ley es que regulará las negociaciones entre proveedores y supermercadistas. Cuando estos últimos compren mercadería de cooperativas, agricultores familiares o productores de frutas y verduras en general, deberán acordar plazos de pago no mayores a 40 días de entregado el producto. En el caso de las pymes, dicho plazo se extenderá a 60 días. También quedará prohibido exigir aportes y adelantos financieros a los proveedores, aplicarles débitos o solicitar condiciones especiales de negociación en relación a la logística, entre otras cláusulas que favorecen una relación equitativa entre las partes.

Esta política no busca romper con la dinámica de oferta y demanda, sino establecer un marco equitativo para su desarrollo. La decisión se toma, además, en un contexto donde las pymes regionales han visto caer su demanda y su capacidad de trabajo debido al estancamiento económico generado por la pandemia.

“Los comercios tienen un plazo de 90 días contados a partir del 15 de diciembre -la fecha en que se reglamentó la Ley- para adaptar sus estructuras a las condiciones que se determinan en esta resolución y así cumplir con las exigencias de la ley”, recordó el comunicado oficial de Comercio Interior.

Según establece un artículo de la normativa, los productos de micro y pequeñas empresas serán exhibidos con la leyenda Compre Mipyme y destacados en las góndolas. Asimismo, aquellos productos que se comercialicen bajo un programa acordado con el Estado, como por ejemplo Precios Cuidados, tendrán criterios específicos de exhibición que deberá elaborar la dicha Secretaría.



¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído