Connect with us

Política Sectorial

Se levantó el paro vitivinícola

Foto: Los Andes

|Argentina|

Obreros de bodegas y viñas levantaron el paro que estaba en marcha desde el 30 de marzo. Acataron la conciliación obligatoria por 15 días y deberán retomar sus actividades con normalidad. Mientras tanto, se espera que las partes negocien para lograr un acuerdo salarial.

La medida de fuerza a nivel nacional comenzó la semana pasada cuando los afiliados de FOEVA (Federación de Obreros y Empleados Vitivinícolas de Argentina) y SOEVA (Sindicato de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines) bloquearon los ingresos de la uva a las bodegas para pedir un aumento salarial del 100%. El argumento de los reclamos se relacionó al crecimiento productivo que tuvo el sector vitivinícola durante el año 2020 y a que los sueldos en comparación continúan siendo bajos. En el caso de los cosecheros rondan los $27.500 y para quienes realizan tareas de embotellamiento y trabajo industrial perciben $30.000.

A los montos salariales se le suma que, según los trabajadores, cada vez son más las empresas que recurren a personal temporal y en condiciones de informalidad. En relación a esto último los sindicatos manifiestan haber denunciado ante la Secretaría de Trabajo, pero aseguran que no se tomaron cartas en el asunto. “Contratan cooperativas truchas para la cosecha, cuando fueron a inspeccionar desaparecieron las cooperativas”, sentenció Nelson López, secretario de SOEVA, a Página 12.

Además el secretario comentó que desde los gremios denunciaron a más de 20 empresas por no pagar los aportes sindicales. Según su testimonio, esta situación comenzó en diciembre de 2019 y continuó durante la pandemia. Asimismo manifestó que dentro de la actividad “predomina la esclavitud, hay maltratos, persecución, despidos, (a los trabajadores) no les quieren dar ropa, ni alcohol ni barbijo para protección de covid-19 en esta época donde más aglomeración hay”.

Por su parte, las cámaras y empresas del sector ofrecieron hasta el momento un aumento del 30% a pagar en cuatro partes y un adicional no remunerativo. En cuanto a las medidas de fuerza puestas en marcha por los trabajadores, la patronal manifestó: “Constituyen una provocación innecesaria hacia sus colegas trabajadores (personal dentro y fuera de convenio) y un perjuicio económico enorme a las empresas que no pueden desarrollar su actividad. Perjuicio también económico para los trabajadores que, a pesar de tener la voluntad de asistir, han perdido su día y su presentismo".

Si bien la medida de fuerza culminó y ahora se espera que las partes puedan llegar a un acuerdo, durante el paro los trabajadores denunciaron "amenazas y aprietes" por parte de representantes de las industrias. Según informó La Izquierda Diario, en Trivento, Zuccardi, Los Haroldos y otras bodegas mendocinas la policía provincial intervino durante la medida de fuerza con el objetivo de que los trabajadores abandonen el estado de huelga.

Video gentileza La Izquierda Diario:

Publicidad

 

¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído