Connect with us

Política Sectorial

Julián Domínguez: ¿Bien Venido?

Anoche el presidente de la nación designó un nuevo Ministro de Agricultura. Un viejo conocido: Julián Domínguez. Su nombre ya estaba resonando en los pasillos del sector aunque también se lo había comentado como posible reemplazo de Rossi en Defensa hace unas semanas atrás.

Julián Domínguez fue ministro de esta cartera desde 2009 hasta el 2011 (dejó el cargo tras ser elegido como Diputado Nacional). En una reciente aparición pública  el 24 de agosto en el marco de la Experiencia Idea Agroindustria 2021, Domínguez había dicho que  la dirigencia política no entiende al campo argentino. "Falta una visión federal que pueda integrar las habilidades del campo" al tiempo que referenció al Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) cómo interlocutor válido.

Por su parte, la Federación Agraria salió anoche en un audio de su presidente, Carlos Achetoni, en un tono conciliador y expectante recordando la política de dialogo que supo ostentar el funcionario luego de la famosa 125.

Desde el otro campo, de la agricultura familiar, aún se analiza la designación.  Lo cierto es que el próximo lunes 20 de septiembre la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Tierra iniciará un acampe en Plaza Congreso para exigir avances en el tratamiento de la Ley de Acceso a la Tierra. Durante el acampe desarrollarán varias actividades como movilización, verdurazo, feriazo, charlas y talleres. El martes 21, en el día de la primavera, harán un florazo y el cierre contará con un festival artístico al aire libre.

Puntualmente, la flamante otra mesa, la agroalimentaria integrada por Fecofe, UTT y el MCSN Somos Tierra, expresaron en un breve comunicado que esperan que el cambio refleje lo que pueblo manifestó en las PASO: "el camino debe ser rectificado en función de lograr nuevas conquistas sociales y mejores condiciones de vida para todos los argentinos".

Pidieron además avanzar en un nuevo modelo productivo con apoyo a las cooperativas y PyMeS agroalimentarias, la garantía de los derechos campesinos y el fortalecimiento de las economías regionales.

Es interesante recordar que durante la gestión anterior de Dominguez, se trató de la Ley de Protección al Dominio Nacional sobre las Tierras Rurales, sancionada en 2011, con la que se buscó evitar la “extranjerización” del territorio. El texto fijó como límite de tenencia un 15% para la titularidad de tierras rurales de extranjeros, entre otras restricciones que la normativa imponía para el acceso de ciudadanos no-argentinos a territorio nacional, provincial, y municipal.

Publicidad

El por aquel entonces ministro de Agricultura, Julián Domínguez, había expresado que uno de los objetivos de su sanción era “garantizar la producción de alimentos argentinos”. Pero lejos estaba de mejorar algo en este aspecto: la ley no regulaba el uso de la tierra (es decir la actividad de explotación) ni tampoco lo que se hacía con los alimentos que se producían en ella. Solo fiscalizaba la cuestión de la propiedad y restringía el acceso ilimitado a los recursos argentinos.

De cualquier manera, en 2016 Mauricio Macri dio marcha atrás con estas medidas y amplió del 15% al 51% la participación de extranjeros en las sociedades autorizadas a comprar tierras en el país.

“Ahora más que nunca, el pueblo necesita medidas concretas para poder acceder al alimento a través de precios justos, y para eso es fundamental bajar y controlar los precios de la canasta alimentaria. Una de la medidas concretas que nosotras y nosotros proponemos es el acceso a la tierra a través de esta Ley para que las familias productoras puedan acercar alimento más económico y saludable para todos los argentinos”, expresó Rosalía Pellegrini, vocera de la UTT.

El proyecto de ley cuenta con estado parlamentario: en mayo las comisiones de Agricultura y Asuntos Legislativos de la Cámara de Diputados de la Nación lo trataron pero sin llegar a un dictamen. La propuesta de ley se había presentado en octubre del año pasado por tercera vez en el Congreso de la Nación junto al ministro de Agricultura Luis Basterra, el entonces ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo y la vicepresidenta del bloque de diputados del Frente de Todos Cecilia Moreau.

En términos políticos, las diversas organizaciones del campo parecen coincidir en que Domínguez viene a buscar una nueva conciliación. Tanto así que hasta un supuesto cese de comercialización de granos se frenó ante la nueva designación. Lo cierto es que el cambio es 100% político pero no muy de fondo. No es menor recordar que fue el ahora ministro quien en su momento  puso en funciones a Luís Basterra como videpresidente Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) en 2009.

De todas formas, si de enfilar se trata, Domínguez encaja en peronista nato: es funcionario desde los tiempos de Menem. Estuvo con Cristina pero luego se alejó tras perder la interna con Aníbal Fernández y hasta se acercó al ahorra derrotado Florencio Randazzo. También pertenece a la liga de peronistas católicos y referenciado en el papa Francisco.

Publicidad


¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído