Connect with us

Comercialización

Llega la primavera, nace un mercado frutihortícola en Chacabuco

|Buenos Aires|

La historia de los mayoristas frutihortícolas argentinos tendrá un nuevo capítulo este 18 de septiembre cuando el Mercado de Chacabuco, en la localidad homónima de la provincia de Buenos Aires, sea inaugurado oficialmente. Ubicado en un punto estratégico sobre la Ruta 7, abastecerá a municipios del noroeste bonaerense pero también a compradores de otras provincias como Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos e incluso Neuquén. Estiman que su área de influencia alcanza a más de un millón de personas. Funcionará de lunes a viernes, de 06:00 a 14:00 horas.

Carlos Cicerchia será uno de los socios-gerentes de la entidad, que abrirá sus puertas por primera vez a los compradores el lunes 20 de septiembre. “Nos interesa tener la calidad y el precio de todo buen mercado, pero vamos a tratar de destacarnos también por la limpieza, el orden y la buena atención”, dice a Revista InterNos, en las horas previas de la apertura.

Los puestos estarán delimitados por color. Foto: Gentiliza Mercado de Chacabuco

Conseguir que Cicerchia nos atendiera el teléfono no fue fácil. No porque sea una persona poco accesible, sino porque en los últimos días su vida consistió en correr de un lado para otro con los detalles de la inauguración. Reuniones con Senasa, llamadas cruzadas con productores y operadores, gestiones de prensa para dar a conocer el evento. “Hicimos publicidad en 70 ciudades. En redes sociales, radios, diarios, pantallas. Imaginate lo que hemos andado”, cuenta sobre la difusión.

Como se usa en la jerga jurídica, este proyecto estuvo “cajoneado” casi veinte años por falta de financiamiento y apoyo estatal. Cicerchia lo había presentado a las autoridades municipales en el 2000, pero no prosperó. “Pasó tanto tiempo que pensé que no se iba a realizar”, agregó. 

Pero los sueños están para cumplirlos. Cicerchica -28 años de experiencia como verdulero- convocó a otros tres inversores para conseguir un terreno de cinco hectáreas y levantar una nave única de 2800 metros cuadrados en la que hoy se disponen 60 puestos para la comercialización de frutas y verduras.

Cartelería que da al exterior del mercado, sobre Ruta 7 e Hipólito Yrigoyen. Foto: Gentiliza Mercado de Chacabuco

Su práctica diaria como minorista fue lo que motivó, en parte, este proyecto. “Siempre me dediqué a buscar mercadería en zonas de producción, eso me hizo anhelar un mercado como este”, dijo hace algunos días en una entrevista al diario local Democracia. “La idea es que el productor de la zona no tenga que ir negocio por negocio para vender lo que produce”, agregó para InterNos. Además, acortará distancias a los verduleros o despenseros locales que evitarán viajar hasta el Mercado Central de Buenos Aires, el Mercado de Escobar o a los mercados de Rosario para buscar mercadería.

Publicidad

Su otra gran motivación, quizás la más importante, fue impulsar el desarrollo de un cinturón verde en la zona. No solo en Chacabuco, sino también en Junín, Arrecifes, Carmen de Areco, Bragado, Salto, Chivilcoy, entre otras localidades vecinas. Promover la producción de alimentos frescos a través de un punto de comercialización que facilite y traccione la venta de mercadería a los agricultores.

“Acá tenemos una de las mejores tierras de Argentina. Se puede sembrar verduras y frutas de todo tipo. El interés de tener un cinturón verde es que se genere un mercado con productores locales, que permita que aumente y fortalezca la economía de cada ciudad, no solo por la producción sino por lo que sabemos que arrastra un mercado, con la generación de puestos genuinos de trabajo”, dice Cicerchia.

Ultimando detalles. Foto: Gentiliza Mercado de Chacabuco

El diagnóstico es preciso, porque demanda no falta: a días de la apertura, la totalidad de los puestos fueron contratados. La mitad serán ocupados por productores locales de hortalizas, donde prevalecerán los cultivos de hoja (lechuga, acelga, albahaca, perejil, rúcula, pero también rabanito y repollo, entre otros productos). además, llegarán verduras desde La Plata y Mar del Plata; papa desde Tandil o pimientos, chauchas, tomates y berenjenas desde Salta. No faltará la fruta desde Neuquén, con la firma del Alto Valle. La idea es que haya variedad de precios, pero también aquellas primeras marcas que están en -casi- todas las verdulerías del país.

Para contextualizar la importancia de este lanzamiento, Cicerchia cuenta a InterNos que a mediados de la década del 40 el municipio de Chacabuco avanzó en tareas de zonificación mediante las cuáles reservó en el periurbano lotes destinados a la producción de alimentos frescos. Aquella planificación sobre el territorio -una demanda muy presente hoy en los cinturones verdes de los grandes cascos urbanos de Argentina- giraba en torno a la potencial creación de un mercado concentrador, que también quedó trunco.

Limpieza. Una de las características que buscará este mayorista. Foto: Diario Democracia

“Hoy tenemos la chance de dar un puntapié a ese cinturón verde. Tenemos un montón de chacras disponibles y una tierra muy fértil”, señala el verdulero, quien también conducirá la Secretaría de este mercado.  “Como expectativa, quiero que vayamos de menor a mayor. Esto es paso a paso. La idea es que este bebé nazca bien, como siempre digo, para que la zona productiva crezca”. 

¿Y después? “Si el cinturón verde crece sabemos que el Mercado también deberá hacerlo. Hay muchas cosas para hacer: fomentar alternativas productivas, hidroponia, plantineras, agroecología. Es un camino a largo plazo”, concluyó.

Llega la primavera, florece un mercado.

Publicidad


¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído