Connect with us

Comercialización

Mendoza: Ante la falta de oferta local, gestionan la importación de botellas para el vino

|Argentina|

Hace unos días, en Revista InterNos adelantábamos que la falta de vidrio podía perjudicar la producción y comercialización de algunas actividades regionales, entre ellas el vino. Frente a este panorama, el gobierno de Mendoza gestiona la posibilidad de importar botellas para “ayudar a paliar la crisis que atraviesa la industria” debido a la falta de este insumo vital para el fraccionamiento.

Sucede que el aumento en la demanda nacional e internacional superó la capacidad de producción de las fábricas locales. A eso se le suma el incendio de una cristalera que posee el 35% del mercado (ocurrió en la fábrica de Verallia, Mendoza, el domingo 19 de septiembre) lo cual agravó más el problema.

En ese marco, el vicegobernador de Mendoza Mario Abed se reunió con representantes del sector para analizar muestras de botellas llegadas de España y Túnez, que podrían servir para cubrir el faltante de envases que afecta a las bodegas.

Publicidad

“Ha habido un enorme esfuerzo por parte de ProMendoza (fundación que ofrece servicios al exportador) para obtener muestras y fuentes que garanticen un flujo de botellas a través de la importación. Por eso estamos charlando con representantes del sector vitivinícola para analizar las muestras”, señaló Sergio Moralejo, subsecretario de Agricultura y Ganadería de Mendoza.

Y agregó: “Si cierran en términos comerciales y también de cadena de producción. Mendoza Fiduciaria y ProMendoza harían la importación desde Túnez, que ofrece un stock y un flujo hacia adelante garantizado". También se podrían sumar muestras de China en las próximas semanas.

En ese marco, el ministro de Economía y Energía de Mendoza, Enrique Vaquié, envió una nota al ministro de Agricultura, Pesca y Ganadería de la Nación, Julián Domínguez, donde solicitó la eliminación del arancel de importación del 10% y la tasa estadística de 3% que rige para este tipo de productos.

"La idea es armar un pool de compras en función de las demandas de las bodegas hasta tanto uno de los proveedores de las dos empresas que tenemos en la provincia pueda garantizar el flujo habitual de botellas al sector”, concluyó Moralejo. Esta solución provisoria podría evitar que aumenten los costos del producto final en góndola, o que por lo menos lo haga de una manera menos abrupta.

Publicidad


¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído