Connect with us

Medidas Económicas

Dificultades en la toma de créditos para financiar tareas productivas

|Argentina|

El gobierno de Alberto Fernández elaboró una serie de medidas destinadas a las pequeñas y medianas empresas productivas para reducir el impacto negativo que la cuarentena está generando en sus balances. Entre ellas, el ministerio de Desarrollo Productivo anunció el desembolso de 220.000 millones de pesos en créditos para el pago de salarios o la compra de bienes de capital que permitan su continuidad en un contexto anómalo.

Sin embargo, en los últimos días muchas empresas afirmaron encontrarse con dificultades a la hora de acceder al financiamiento. Si hablamos específicamente del sector productivo, desde la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) aseguraron que la cadena de pagos “está rota” porque el sector bancario no está facilitando la entrega de los créditos garantizados por el Estado por el "alto riesgo" que representan.

Publicidad

Frente a esta situación, el ministerio de Desarrollo Productivo dispuso la conformación del FOGAR (Fondo de Garantías Argentino) para la asignación de los créditos, cuya tasa es del 24%, con tres meses de gracia. Con el Estado como “garante”, bancos públicos y privados se ven en la obligación de prestarles a las pymes sin la necesidad de consultar cuál es su situación financiera o cómo se encuentra su balance; es decir, flexibilizando las condiciones para empresas que en muchos casos no tienen calificación. “Ya no tienen excusas”, dijo Kulfas, respecto a la conformación del FOGAR y el rol de los bancos en este contexto. Al momento, se otorgaron créditos por más de 40.000 millones.

En comunicación con InterNos, Pablo Vernengo, titular de CAME Economías Regionales, contó que frente a este panorama muchas pymes productivas están encontrando dificultades para cubrir sus tareas en cosechas o empaques. "No estamos hablando de rentabilidad, sino de poder seguir trabajando para el abastecimiento de alimentos tan fundamental en un momento como este”, se quejó el dirigente. Respecto a las condiciones del crédito, Vernengo consideró que “el 24% no es una tasa favorable”, pero que las empresas necesitan tomarlo para sostener su actividad.

Otro de los problemas que planteó el titular de CAME Economías Regionales es que, al estar cerradas las ventanillas de los bancos -o restringidas al pago de asignaciones familiares, asignaciones extraordinarios o jubilaciones- muchas empresas se están quedando sin liquidez para abonar las tareas de cosecha, donde los trabajadores golondrina, al no estar bancarizados, reciben sus remuneraciones en efectivo. “Se está desconociendo la modalidad de trabajo, muchos productores no van a poder afrontar los pagos de cosecha de las próximas semanas si no se revisa este punto”, afirmó el dirigente.

Publicidad


¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Protocolos Mercados

Más sobre Protocolos Mercados

Medidas Económicas

Más sobre Medidas Económicas

Covid-19 en Frutihorticultura

Más sobre Covid-19 en Frutihorticultura

Horarios Mercados

Lo más leído