Connect with us

Comercialización

El Mercado de Santa Fe busca adaptarse a la “nueva normalidad” luego de una positiva gestión durante la cuarentena

|Santa Fe|

La ciudad de Santa Fe lleva más de 50 días sin nuevos casos de Coronavirus, y particularmente dentro de las instalaciones del Mercado de Productores y Abastecedores no se detectaron casos positivos desde el inicio de la cuarentena.

Como bien se sabe, las actividades ligadas a la producción, distribución y comercialización de alimentos fueron consideradas actividades esenciales en el Decreto 297/2020 de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, motivo que obligó a todos los establecimientos del rubro alimentario a continuar su labor para el abastecimiento de alimentos en todo el país. Esta normativa hizo que los mercados de concentración de frutas y verduras tuvieran que mantener sus puertas abiertas al público, incluso a riesgo de convertirse en un foco de infección como sucedió en otros países de América Latina.

Elementos de protección personal y distanciamiento social en los puestos de venta del Mercado de Santa Fe

En ese contexto, el Mercado de Santa Fe fue uno de los primeros en activar un detallado protocolo sanitario contra la prevención del virus. Algunas de las medidas tuvieron que ver con la ampliación del horario de atención al público para evitar la aglomeración de personas, la instalación de puestos para el lavado de manos, la desinfección de espacios de uso común, y el cumplimiento de la disposición provincial y municipal del uso del tapabocas, entre otras cosas.

Este compromiso de trabajo llevó a que, luego de varias semanas de funcionamiento ininterrumpido, no se registren casos positivos de coronavirus dentro del establecimiento. En sintonía con la flexibilización de la cuarentena en diversos puntos del país, la dirigencia del concentrador comenzó a pensar en la paulatina apertura hacia una “nueva normalidad”.

Publicidad

A partir del día de la fecha el Mercado de Productores vuelve a modificar sus horarios de atención al público, acortando la cantidad de horas en que se mantiene abierto. Carlos Otrino, uno de los directores, explicó a Revista InterNos que al comienzo de la cuarentena la ampliación de horarios tenía como objetivo principal espaciar la cantidad de compradores dentro del predio para un efectivo cumplimiento de la distancia social. El horario de atención al público será de lunes a viernes, 11:30 a 16:00 horas.

Sin embargo, la vuelta de los horarios habituales no implica que se dejen de tomar los cuidados necesarios para la prevención del virus. De hecho, en las últimas semanas la dirección incorporó nuevas medidas como la higiene del calzado y las manos antes de entrar a las oficinas administrativas, y la colocación de mamparas en algunos escritorios destinados a la atención al público.

“El objetivo de todas estas medidas es no frenar los protocolos implementados. Tengo la impresión de que algunas precauciones y formas de trabajo han llegado para quedarse. Con ellas habrá que convivir. Debemos incorporarlas a esta nueva forma de vida”, señaló Otrino.

La situación general de los mercados concentradores en el contexto de aislamiento

Durante la cuarentena, la situación general de los mercados concentradores y de la producción en fresco ha sido diferente. Otrino explicó que, desde su perspectiva, las primeras semanas del aislamiento la gente se volcó a comprar frutas y verduras en los comercios de proximidad, aumentando la comercialización minorista de esta mercadería. Sin embargo, con el correr de los días la compra en verdulerías y almacenes de frutas y verduras se vio disminuida por la falta de dinero en efectivo, por lo que se volvió a la adquisición de productos en supermercados utilizando "dinero plástico", o tarjetas como la AlimentAR.

A esta disminución del consumo debemos sumarle que después de la primera quincena de abril, la actividad frutihortícola entra en el letargo otoño/invernal y se permanece en esa planicie hasta fines de agosto o primeros días de septiembre. “Estas circunstancias van de la mano con lo que habitualmente ocurre en los mercados, pero se agrava con lo dicho antes: la falta de fondeo en efectivo de las familias y la falta de ingresos de los pequeños y medianos comerciantes por el impacto de la cuarentena”, aclaró.

El director señala que la necesidad de recuperación de la actividad económica “se va a empezar a poner cada día más sobre el tapete”, debido a la baja incidencia de nuevos casos de contagio en la mayor parte de las jurisdicciones provinciales de Argentina. “Esperemos que de a poco se pueda regresar a una 'nueva normalidad'”, concluyó.



¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Protocolos Mercados

Más sobre Protocolos Mercados

Medidas Económicas

Más sobre Medidas Económicas

Covid-19 en Frutihorticultura

Más sobre Covid-19 en Frutihorticultura

Horarios Mercados

Lo más leído